Fútbol

Los jugadores chilenos se iban de borrachera y no entrenaban

Published Add your comment

Football News
24/7

Tras la derrota de chile ante Brasil, y con ella la eliminación de los andinos de la Copa del Mundo de Rusia 2018, continúan los señalamientos por el fracaso.

Primero acusaron a México, luego a Pizzi, pero ahora surge una versión mucho más vergonzosa y real. La historia la reveló la mismísima esposa de Claudio Bravo, Carla Pardo.

La mujer del guardameta chileno no soportó el enojo tras la derrota de su selección y confesó a ESPN la razón por la que Chile fracasó en obtener su pase al Mundial.

Durante su desahogo en Instagram, escribió: “Gracias por todos los lindos momentos mi selección. Gracias mi capitán América por todo lo vivido.

"Fue realmente hermoso. Pero cuando se ponen la camiseta tiene que ser con profesionalismo”.

“Yo sé que la mayoría se peló el culo, mientras otros se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban.

"A quien le quepa el sombrero que se lo ponga y que se deje de andar llorando. Por qué ahora es un país entero el llora. Aquí te esperamos con los brazos abiertos mi capitán”, sentenció la esposa del formado en Colo Colo.

Topics:
Fútbol

Article Comments

Read more

Report author of article

Please let us know if you believe this article is in violation of our editorial policy, please only report articles for one of the following reasons.

Report author

DISCLAIMER

This article has been written by a member of the GiveMeSport Writing Academy and does not represent the views of GiveMeSport.com or SportsNewMedia. The views and opinions expressed are solely that of the author credited at the top of this article. GiveMeSport.com and SportsNewMedia do not take any responsibility for the content of its contributors.

Want more content like this?

Like our GiveMeSport Facebook Page and you will get this directly to you.

Already Subscribed to Facebook, don't ask me again

Follow GiveMeSport on Twitter and you will get this directly to you.

Already Following, don't ask me again