Martín del Potro revela la estrategia para vencer a Andy Murray

Great Britain v Argentina: Davis Cup Semi Final 2016 - Day Three

La Copa Davis es un torneo atípico de tenis. A diferencia de otras competencias, en esta se juega por equipos y, además del desempeño personal, la estrategia es absolutamente necesaria para poder conseguir las grandes victorias.

Es ahí, tras los dos primeros puntos que consiguieron, con espectaculares actuaciones, Del Potro y Pella, que comenzó el ajedrez para llevarse la semifinal sobre un muy sólido equipo británico.

Tras la arriesgada decisión de abrir la pelea con el tandilense, siguió una aún más criticada elección: ponerlo a jugar en el dobles - después de haber vencido al número dos del mundo en un partido de más de cuatro horas.

Argentina jugó al límite esa semifinal, y así lo narra Daniel Orsanic, entrenador del equipo albiceleste que logró llevarlos a la definición por quinta ocasión en su historia.

Los sudamericanos perdieron los puntos tres y cuatro, por lo que todo se definiría en el último punto de la serie. Ellos, para su mala fortuna, no contaban ya con Delpo, quien estaba destrozado por el titánico esfuerzo realizado en los dos primeros duelos.

"Estaba roto. Tenía los dedos del pie destrozados. Ya no tiene uñas directamente. Tenía que jugar en cancha rápida. La rodilla, el hombro… Ahí mismo (por el viernes) decidimos junto a Juan Martín, viendo su estado, que no podía jugar más", comenzó Mariano Hood, en diálogo con Radio La Red.

Pero Inglaterra, para su mala suerte, no sabía esto. Y los juegos mentales de Argentina acabaron por menguar la serie a su favor, gracias a un entrenador genio y a un Juan Martín del Potro en su mejor rol protagónico, sin haber tenido que tomar una raqueta.

"El domingo, cuando amaneció, tenía los ojos como si lo hubieran agarrado 50 iraquíes. Le digo: 'Tenemos que mostrar que estás para jugar. No es lo mismo que ellos arranquen el día decisivo sabiendo que hay un crack esperando para morderte o que no esté'.

"Tratamos de hacer todo para que pareciera que iba a jugar. Los partidos empezaban a la una. Media hora antes, la dibujó un poco. Con una gorra que no se le veían los ojos. Fue una entrada en calor cortita pero seria. No lo trajimos al primer partido (el de Pella ante Murray).

"El reglamento nos permite cambiar el jugador una vez que termine ese cuarto punto. Una vez que terminó Pella, ahí llevamos los papeles e hicimos el cambio. Leo (Mayer) lo sabía".

Delpo hizo su parte y desbalanceó por completo a los rivales, dejando la estocada final en un Mayer enorme que sentenció la victoria de Argentina. Uno de los más locos, arriesgados y sensacionales trabajos en equipo en la historia del tenis moderno.

News Now - Sport News